<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6138369\x26blogName\x3dAprendiendo+a+vivir\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/\x26vt\x3d-815361327236590282', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aprendiendo a vivir: Sip, al final SI me lo robe.

Un pequeño ejercicio público de meditación

Sip, al final SI me lo robe.

Oh! Si! y justo esto me recordó la otra razón de mantener en "punto de espera" aquellos posts. Después de un cierto tiempo los comentarios se reducen. Y a pesar de ello la retroalimentación se intensifica por que cada palabra y hasta el silencio adquieren significado. Y es que es interesante: ¿Pero que se puede decir?, no hay protocolo para la desesperanza, lo tenemos para compartir la felicidad, la alegría, el gozo; reímos, "arrugamos el rostro como monos", batimos palmas o damos hasta brincos. -Mira que eso de batir palmas es un lío cuando uno conduce-. ¿Que se hace ante la tristeza de otro?, por ejemplo recuerdo que uno de esos artículos recurrentes del Selecciones RD son actividades sugeridas ante las perdidas de otros. Y mira que son curiosas sus recomendaciones, son como: "Mientras los demás están en el jardín acompañando al hermano o padre; usted puede fijarse si tienen suficiente despensa y en caso contrario encargar algo, puede regar las plantas, darle de comer al gato o lustrar los zapatos" Lo cual no deja de ser útil y ya que lo viví en realidad no puedo menos que decir muy bueno. O el énfasis en el contacto humano -eso no vienen en el SRD- "Un fuerte apretón de manos, un abrazo o tan solo mantener la mirada en el rostro del doliente en silencio." Lo mismo; indispensable y súper bueno Si bueno dejare de lado discutir la conveniencia o no de las Digest-recomendaciones, dada su escasa aplicabilidad a la situación tan especial que es la esfera de datos. En ella primero fluyen palabras y parafraseando a Loraine en la cita de su blog:
Puedes acariciar a la gente con palabras - F. Scott Fitzgerald -
"¿Que decir? Hay que tener una cierta empatía para hacerlo; ya sea que uno pase justo por eso o se haya superado con relativo éxito. O se tenga esa cierta sabiduría que otorga el bien observar. De esos tiempos recuerdo varias bitácoras que leía de personas en situaciones parecidas y que salían adelante de diferentes maneras -bueno también tomaba nota que hay formas para no-salir -. A más que la mayoría de ellas fueron desapareciendo o transformándose al paso del tiempo justo como paso con Aprendiendo a Vivir Solo. En algunas de ellas nunca tuve la oportunidad de agradecer su existencia, simplemente ¡puff! desaparecieron o se quedaron ahí como testimonio. Me ayudaron muchísimo. Saben?, lo que me parece más enriquecedor fueron los comentarios de ese tiempo. Y bueno, no me di cuenta a tiempo que Haloscan borra los comentarios antiguos. Pero eso tiene el universo, siempre se transforma. También leía las de personas que algunos meses atrás cruzaron un duelo. Y ello me daba esperanzas más creíbles de que era posible seguir; que había un mañana. Que no eran palabras vacías cuando te decían que lo superarías, que tu vida continuaba. Que el dolor cesa. Y así es. El dolor es parte de la vida, es útil e impermanente. ¿Te dije cuanto me gustan tus manos?, Si, afortunadamente... lo hice. Y me gustaria seguir haciendolo, todas las mañanas, todas las noches. Pero hay tantas cosas que nunca te dije. Razones para robar un poema porque olvidé prenderlo en tus labios, porque no se escribirlos, porque me circundas, me oprimes, pero no me asfixias. porque has de colgar un sueño en mis manos, porque he de quedarme en tu recuerdo aunque no tenga pretexto.. porque no tengo ni táctica ni estrategia para que ese día cualquiera.. por fin, me necesites.
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »