<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6138369\x26blogName\x3dAprendiendo+a+vivir\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/\x26vt\x3d-815361327236590282', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aprendiendo a vivir: Para niños HHGG

Un pequeño ejercicio público de meditación

Para niños HHGG

... gira un pequeño planeta totalmente insignificante de color azul verdoso cuyos pobladores, descendientes de los simios, son tan asombrosamente primitivos que aún creen que los relojes de lectura directa son de muy buen gusto.
El robot Marvin (Warwick Davis, con la voz de Alan Rickman) El robot Marvin (Warwick Davis, con la voz de Alan Rickman) Esta es de las ocasiones que lamento la mala fama que tiene la ciencia ficción como lectura para gente fantasiosa o infantil. La ciencia ficción no es eso; como otros géneros puede abarcar desde algo que es muy humorístico, acción, romance, preguntas sobre la coexistencia de la tecnología y las estructuras sociales, etc; etc. Algunas de las últimas cintas exitosas en cartelera están basadas o inspiradas en relatos o novelas de algunos de los grandes de la C.F. -P.K. Dick, Asimov-.
... era alto y moreno, y nunca se sentía enteramente a gusto consigo mismo. Lo que más solía preocuparle era el hecho de que la gente le preguntara siempre por qué tenía un aspecto tan preocupado.
Pero "La guía del Autostopista Galáctico" [1], [2], [3] de Douglas Adamas no ha corrido con buena suerte. Algunos consejeros de Cinemex y Cinepolis les han dicho que es una película para niños, de manera que solo la encuentras en pocos cines, y en la mayoría de estos solo en la mañana. Y si aún lo dudan los cortos previos son de cintas infantiles. :S
- El tiempo es una ilusión -dijo-. Y la hora de comer, más todavía. - Un pensamiento muy profundo -dijo Arthur-. Deberías enviarlo al Reader's Digest. Tiene una página para gente como tú.
Y la guia es más que eso!!!! No solo es un buen humor y juegos de palabras y situaciones, es tambien una critica a algunas actitudes consideradas normales de la sociedad. Un cuestionamiento sobre, sobre mmm... sobre muchas cosas. Un libro que plantea interesantes problemas técnicos y de edición para llevarla a película, relegada a horarios de matine!!! Cierto que el formato con narrador y canciones recordara a las películas de Disney; pero ¿Acaso las grandes interrogantes deben hacerse solo con traje y corbata? Por otro lado si al menos estuviera en español, podría pensar que en efecto es una película infantil así como lo es "El principito" de Saint Ex. ya que ¿Quien mejor que los niños para preguntarse y mantener la alegría a pesar de no saber la respuesta? Pero subtitulada, tienen mucho que leer :)
- No hay luz -dijo Arthur Dent-. Está oscuro, no hay luz. Una de las cosas que a Ford Prefect le había costado más trabajo entender de los humanos era su costumbre de repetir y manifestar continuamente lo que era a todas luces muy evidente; como: Hace buen día, Es usted muy alto o ¡Válgame Dios!, parece que te has caído a un pozo de treinta pies de profundidad, ¿estás bien? Al principio, Ford elaboró una teoría para explicarse esa conducta extraña. Si los seres humanos no dejan de hacer ejercicio con los labios, pensó, es probable que la boca se les quede agarrotada. Tras unos meses de meditación y de observación, rechazó aquella teoría en favor de una nueva. Sí no continúan haciendo ejercicio con los labios, pensó, su cerebro empieza a funcionar. Al cabo de un tiempo la abandonó, considerando que era embarazosamente cínica, y decidió que después de todo le gustaban mucho los seres humanos, pero siempre le preocupó extremadamente la tremenda cantidad de cosas que desconocían.
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »