<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6138369\x26blogName\x3dAprendiendo+a+vivir\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/\x26vt\x3d-815361327236590282', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aprendiendo a vivir: noviembre 2003

Un pequeño ejercicio público de meditación

Volviendo a ver a mi Padre

sábado, noviembre 29
Despues de muchos meses le vuelvo a ver, desde mi separación con Ivonne a llamado un par de veces, vino algo asi como un mes y ahora nuevamente, cumplio 50 años, se le ve como frances viejito, se le nota de donde viene la sangre, lastima que nunca conociera a mi abuela Clementine. Esta contento de verme, tanto como yo, creo y ha dicho que viene en 8 dias, el solito, que gusto. Le he llevado a tomar un cafe de esos ricos, le encanta el cafe. -y debo confesar habia olvidado su cumple entre tanto desastre-. Despues hemos comido, recorrido un rato una de esas librerias "El rebusque" y yo he visto a una chica durante cerca de 15 minutos, que mona se veia toda ella leyendo de pie, que raro es sentir nuevamente este tipo de cosas. Escuchando: Rezo una oración por ti.

Empezando un recuerdo.

jueves, noviembre 27
Primera vez que escribo en la Esfera de datos. Siempre me sumergí en ella desde la universidad, nunca en casa. Durante años he usado información de la misma, con mesura y distancia, -por eso en casa nunca-. En Google busque mis trabajos de la Lic. y del Pos. Google me presento los lugares que después visitaba con ella, y adonde la llevaba de viaje, la música que le regalaba. Después fue en Google donde busque una casa nueva para los dos, las exposiciones para el ajuar, la iglesia donde nos casamos y la música de la fiesta. Fue en Google desde donde planee nuestra Luna de Miel y todos los sucesivos viajes, -recorrimos el país de extremo a extremo. Desde Google buscaba las presentaciones para los muebles, las fechas del opera y el teatro, las ferias de los estados y las fiestas. Y la llevaba. Y también los lugares de la naturaleza, me hacia de los mapas y partíamos. Google me condujo a los programas con los que hago mi trabajo. Pasaron muchas cosas, demasiadas, hable con personas para evitarlo, pero ella estaba decidida, se fue, ella no sabia que buscaba y yo tampoco supe que quería ella. Triste es decirlo, esta semana he buscado desde google la información para el divorcio. Son otros tiempos. Decidí tomarlos. Escuchando Minutos de Arjona