<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6138369\x26blogName\x3dAprendiendo+a+vivir\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/\x26vt\x3d-815361327236590282', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aprendiendo a vivir: ¿Qué quieres y quién manda?

Un pequeño ejercicio público de meditación

¿Qué quieres y quién manda?

En ocasiones me siento lejano a la humanidad. Mejor dicho a esos quehaceres que forman la cotidianidad humana. Siendo un poco más preciso no se si ello es solo propio de los seres humanos; de los otros seres en el planeta no se presuponen intenciones especificas y si hay otros más, lo desconozco. Los veo pasar en sus tribulaciones, o con la cara en un rictus de enojo, o tomando de la mano a sus pequeños camino al colegio. Y no se. No se por que lo hacen. No entiendo las motivaciones últimas que los impulsan. Esas, las que hacen detenerse de vez en cuando y preguntarse "Y esto, para que es? Se lo que quiero. Quiero entender el universo. Si no en su intencionalidad -si acaso tiene alguna- al menos en su forma; en su funcionamiento. Me gusta el amor. También quiero una ausencia del dolor innecesario a todo sentiente. De la cotidianidad; soy como esos camaleones que reflejan su entorno y no tienen clara idea de la razón, salvo claro que gracias a ello sobreviven. Yo creo en ocasiones que tal vez ni siquiera los demás humanos tienen esa intencionalidad última y que la vida solo... les va pasando. O que solo son resultado de algún programa corriendo en un ordenador universal. O que realmente los que pintan la pauta de este rondo que es la vida son otros; los que menos pensamos. Por ejemplo el toxoplasma gondii un parasito que se adquiere por medio de los gatos. En su ciclo natural sirve para proporcionar ratones a los gatos. Altera el cerebro de las ratas y su comportamiento. Y altera la mente de los humanos. Al menos ello concluyen los Dr. Manuel Berdoy y Joanne Webster de la Oxford University, [1], [2]. Los hombres se vuelven mas agresivos, antisociales, ~desaliñados y menos atractivos. Y las mujeres más deseables, atractivas y menos confiables. A largo plazo se puede desarrollar esquizofrenia o depresión crónica. Dicen que en Francia y Alemania están infectados 80-90% de la población. Y uno pensando que es su estilo nacional. Probablemente hay más parásitos para otras actitudes. Y respecto de mi angustia original; o no estoy infectado o me infecte de uno distinto.
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »