<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6138369\x26blogName\x3dAprendiendo+a+vivir\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joseluisl.blogspot.com/\x26vt\x3d-815361327236590282', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aprendiendo a vivir: Rompiendo el silencio

Un pequeño ejercicio público de meditación

Rompiendo el silencio

y entonces el silencio rodó en múltiples trocitos espejeados, pobrecillo de él pensaba de si mientras los trozos más pequeños escurrían entre las grietas de las baldosas. Ahora él, roto... reflejando en fracciones tantos sonidos, voces y cuentos solo por que J. Lo. primero lo había guardado -así solo un poco por que estaba lejos de su oficina- y después parecía incluso atesorado -un poco más al regocijarse J.Lo. en lo que escribiría en cuanto estuviese en el trabajo- y después cruelmente roto. A la par que el sol relumbraba en los bordes de este silencio roto, sintió mucha tristeza. Este silencio pensaba que conocería sus hermanos del desierto; más puros ellos, llenos de sol y viento. Todo empezó cuando J.Lo. asistiría a un congreso a Hermosillo la semana pasada -bueno, ejem. siendo modestos no todo empezó allí, realmente fue cuando la palabra se hizo verbo pero eso es otra historia-, bien, planeaba J.Lo. ir a Hermosillo manejando, pero sus compañeros desistieron de hacer el recorrido por lo lejano. Así que este silencio se quedo con ganas de conocer a aquel otro desertico silencio. J.Lo. se quedo en el Lab. Trabajando. Salvo que el Lab. no es famoso por su conexión a la Esfera de Datos precisamente. Este post es solo el último tiro de gracia al silencio, puesto que habrán de saber que había caído herido desde la reunión extraordinaria de Tacos&Blogs que se celebro el pasado sábado 28, donde todos hablaron de una y mil cosas en comparsa con sus clics digitales, analógicos y múltiples tonos de celular. Pensó este silencio que fue una bella forma de comenzar su agonía, allí a la luz de la luna en la Terraza de un tranquilo lugar de Coyoacan donde termino dicha reunión. Descanse en paz, nuevamente este silencio.
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »
| Anterior »